Páginas Recetas

jueves, 2 de junio de 2011

Muffins de piña


Hace unos días realice estos muffins de piña, pero no lo hice sola tuve una ayudante muy especial, mi hija Paula se despertó cuando acababa de empezar a prepararlos y enseguida se metió en harina , nunca mejor dicho y hay estuvo ayudando a preparar estos deliciosos muffins.

Aquí esta  Paula untando los moldes en forma de corazón, sus preferidos, con margarina:


Estos pequeños pastelitos tienen su origen en los bollos ingleses, indispensables en la ceremonia del te, que los emigrantes del siglo XVII llevaron al Nuevo Mundo. Pronto fueron creando versiones mas rápidas y sencillas de realizar, con ingredientes mas consistentes como la harina de maíz, la manteca de cerdo y las verduras, transformándolos en estupendos tentempiés. Con el paso de los años cada región fue desarrollando sus especialidades basadas en los ingredientes típicos de cada zona. Los mufins se habían convertido en los pastelitos de la abuela, algo muy casero. Pero esto cambio cuando en 1880 un panadero ingles S.B. Thomas, abrió una tienda en Nueva York, transformo y refino estos dulces y empezó a suministrar grandes cantidades diarias a hoteles y restaurantes frecuentados por la alta sociedad de la Gran Manzana.




Ahora que conocemos un poquito de la historia de estos pastelillos , la receta:

Ingredientes:

Mantequilla o margarina para untar los moldes.
250 gr de piña natural
3 cucharadas de ron negro
250 gr de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1 huevo
125 gr de azúcar
80 ml de aceite de oliva
1 yogur natural

Elaboración:

Precalentar el horno a 180 º y untar con mantequilla los moldes (use de silicona) y meterlos en la nevera.
Cortar la piña a trocitos muy pequeños, incorporarle el ron.
Mezclar la harina con el bicarbonato y reservar.
Batir el huevo y añadir el azúcar, el aceite, el yogur y la piña.
Añadir a continuación la mezcla  de harina y remover hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
Distribuir la masa en los moldes y hornear unos 20 minutos.
Retirarlos del horno y dejar reposar cinco minutos.
Desmoldarlos y esperar que se enfríen para decorarlos.

Nota: con estas cantidades me salieron 18 unidades.



Yo los decore con mousse de chocolate, que tenia hecha en la nevera y así la aprovechaba, un trocito de piña y purpurina dorada, para darle brillo y un aire festivo a este postre, desde que descubrí las purpurinas me encanta utilizarla en los pastelillos y a la ayudanta también.
En la receta original iban adornados de nata montada con virutas de chocolate, un trocito de piña y unas hojas de melisa, como veis se pueden decorar de mil formas distintas, al gusto de cada uno.

Ya me contareis que os parecen estos pastelillos, a nosotros nos encantaron y espero hacer mas variedades de muffins.


1 comentario:

josefa dijo...

TU HIJA ES UNA GRAN REPOSTERA, SE VE QUE TIENE UNA BUENA PROFESORA!!!!!!!!!!!!!!
BESOS PARA LAS DOS